Millones de personas en el mundo entero usan teléfonos móviles, llamados también celulares y más recientemente un cierto tipo de teléfonos inteligentes que por lo visto serán el modelo a seguir a partir de ahora, los llamados Smartphones, es decir teléfonos que sirven para algo más que sólo hablar.

Pero seguramente alguna vez te has preguntado cómo hace ese aparatito que llevas contigo a todos lados para comunicarte con todo el mundo. Si bien podemos darte una explicación complicada y llena de detalles técnicos, la respuesta es fácil: lo hace mediante transmisión de datos mediante frecuencia de radio.como funcionan los celulares

¿Qué significa esto?

Significa que, básicamente, un teléfono celular o teléfono móvil, o cualquier smartphone es como un handy de radioaficionado. Pero claro, gracias a su tecnología más avanzada y a la utilización de la red de antenas (necesarias en toda área de cobertura), podemos ubicar a cualquier persona sólo con saber su número telefónico celular, del resto se encarga el sistema.

Cuando iniciamos una llamada, nuestro teléfono se comunica con la torre más cercana y ésta, a su vez le ‘pregunta’ al sistema central por la ubicación del teléfono receptor. Los teléfonos, mientras están encendidos, avisan continuamente al sistema que están ahí (mediante ‘pings’). La central sabe en todo momento dónde está cada teléfono, por lo tanto, cuando recibe una petición de llamada a un determinado número, comienza un interesante intercambio de datos entre dos aparatos y una o varias antenas.

El que llama está conectado a su antena más cercana. El que recibe la llamada está conectado a otra, si esas dos antenas están suficientemente cerca, la comunicación se establece directamente:

Telefono 1 – Antena A – Antena B – Telefono 2

De lo contrario la central buscará todas las antenas intermedias necesarias, dependiendo de la distancia, para que la voz de ambas personas viaje de una a la otra para llegar a destino.

Como cada antena tiene un alcance relativamente corto, se hacen necesarias muchas antenas desplazadas a lo largo de un área determinada. Cada antena cubre una zona de esa área de cobertura del proveedor de servicio móvil. De manera figurada, el área que cubre cada antena es como la célula individual de un tejido de comunicación mucho más amplio, de ahí en parte la denominación de “Telefonía celular”, y por extensión la de “teléfonos celulares”.

Radiación, señal y telefonía móvil

Las peculiaridades de este tipo de red de comunicación móvil es la responsable de que muchos se preocupen de la radiación que pueden emitir los equipos de telefonía móvil y su posible incidencia en la salud de los usuarios. Otro aspecto que se ve influenciado por la estructura celular de la red de comunicación móvil es el referido a la calidad de la señal que reciben los celulares o los smartphones  ya que esta  no siempre es óptima y puedan existir lugares, situaciones o teléfonos que no favorecen una buena comunicación móvil.

Así que cada vez que hagas una llamada con ese pequeño aparato que tienes en la mano, al que curiosamente cada vez más gente es afecta y lo usa ya no solo para comunicarse mediante voz, ten la certeza de que  un impresionante despliegue tecnológico y automático permitirá que lo logres.