Dos smartphones Android con un tamaño muy similar, Live Walkman de Sony 56.5 x 106 x 14.2 mm y Samsung Galaxy mini con  60.6x 110.4 x 12.1 mm, suelen en ocasiones ser comparados por los potenciales compradores, valorando hacer la mejor inversión posible con el dinero que tienen disponible. Antes que nada, comentar que si bien el Live Walkman de Sony suele ser algo más caro que el Samsung mini, al final de valorar las características de cada uno, queda claro que bien vale pagar la diferencia haciendo un pequeño esfuerzo pero haciéndose de un mejor teléfono.

Dos grandes marcas, dos hermosos y compactos modelos de celular. Ambos Android, en consecuencia con un mundo de aplicaciones disponibles para ser instaladas tanto de Play Google como de los repositorios de cada uno de los fabricantes.

comparando smartphones samsung y sony

Las similitudes se quedan más que nada en el tamaño del equipo y la superficie de la pantalla, las diferencias, importantes a momento de disfrutar de las prestaciones del teléfono se hacen notorias desde el procesador que emplean hasta la resolución de pantalla y la cámara principal de cada uno.

El Live Walkman posee un procesador más rápido, de 1 GHz comparado con los 600 MHz (aproximadamente 0.6 GHz) del Galaxy Mini, lo cuál por supuesto redunda en una mejor y más rápida respuesta a los comandos y a las aplicaciones que se ejecutan. La experiencia se vuelve más fluida, mejora el desempeño general, y se tiene una sensación de mayor libertad para exigirle algo más al teléfono.

Pantalla, en ambos de tamaño muy similar, siendo una fracción más grande la del Sony con 3.2 pulgadas frente a las 3.14 de su competidor. Pero con una resolución muy superior, siendo la del primero 480×320 pixeles, y de 320×240 pixeles del Mini. Una diferencia que se hace notable a momento de navegar por la web y visualizar videos o fotografías de alta resolución.

La cámara y la grabación de videos de Alta Definición a 720p es otra diferencia sustancial entre ambos. Con 5 MP y una calidad insuperables, el W19 (Live Walkman) aventaja por mucho los 3 MP que ofrece Mini.

También encontramos que las versiones de Android instaladas difieren. La versión más nueva se encuentra en el smartphone Sony, para ser precisos la Gingerbread 2.3; Mini de Samsung trae la versión Froyo, pero siempre es posible un upgrade del sistema operativo para tener instalada la versión 2.3. Para quien tenga interés en conocer las diferencias entre estos dos, te invitamos a visitar Wikipedia y encontrar las diferencias entre los distintos “sabores” de Android.

En definitiva, si comparamos estos dos teléfonos, Live Walkman de Sony gana ampliamente en todos los aspectos, desempeño, velocidad, memoria, cámara, grabación de video en alta definición, y por supuesto, al ser un Walkman, podemos tener la certeza de que la empresa se ha esforzado para garantizar que el usuario tendrá una experiencia muy placentera, sencilla y soberbia con el sonido, pudiendo disfrutar al máximo de su música favorita.

Pero si se trata de empezar con la experiencia Android en un móvil, el Galaxy Mini pondrá al alcance del usuario un entorno bastante satisfactorio, el que, a un precio razonable ofrece un Smartphone que no lo decepcionará.