Los smartphones de Samsung no sólo se caracterizan por ser equipos móviles de muy alta calidad con pantallas que ofrecen al usuario máxima calidad e interfaces agradables, prácticas y eficientes, combinadas generalmente con un muy buen manejo tanto a nivel de hardware como de aplicaciones y software nativo de imágenes, videos, música y entorno social.

Pero también se ha encargado de producir algunos modelos de celulares que hacen énfasis particular en alguna característica, tal es el caso del Galaxy Music.

Samsung Galaxy diseñado pensando sólo en música

Las características técnicas que destacan de Galaxy Music son:

Pantalla táctil de TFT de 3.0 pulgadas QVGA, con una resolución de 240 x 320 pixeles.

Cámara principal de 3 MP que lamentablemente carece de autofoco y flash. El foco es fijo. Se pueden grabar videos VGA a 25 cuadros por segundo.

En cuanto a memoria, el teléfono viene con 512 MB de memoria RAM, suficientes para que su procesador de 850 MHz pueda ejecutar con aceptable rendimiento las distintas operaciones y procesos en el entorno Android. Actualmente viene con la versión 4.0.4 Ice Cream Sandwich (ICS) de este popular sistema operativo móvil.

Disponemos de 4GB de memoria de almacenamiento interno, sin embargo, son 1.7 GB de memoria los que quedan efectivamente disponibles para el usuario, pero pueden ampliarse y complementarse con hasta 32 GB mediante tarjetas de memoria externa del tipo microSD.

Es un equipo bastante compacto con 106 gramos de peso y dimensiones de 110.1 x 59 mm de alto y ancho, y 12.25 mm de grosor. El teléfono viene con una batería de iones de Litio de 1300 mAh.

Hecho para la música

Como su propia denominación ya nos señala, el teléfono si bien no es nada excepcional para ser un un Android con una cámara más bien insuficiente, donde si destaca es en la dedicación puesta para que la experiencia de escuchar música sea de lo mejor.

Una antena FM interna, hace posible escuchar radio sin necesidad de que tenga conectados los auriculares. Aplicaciones como el reproductor de música con SoundAlive, un par de altavoces frontales estéreo equipados con el efecto SRS Surround que inunda el ambiente con música a buen nivel de salida y con un nivel de calidad excelente, sin distorsiones incluso a niveles altos. La salida estándar de audio de 3.5 mm permite emplear los auriculares que tu prefieras. Teclas dedicadas para avanzar o pausar al costado del teléfono que funcionan perfectamente incluso cuando el teléfono está bloqueado.

Otras aplicaciones incluyen un control inteligente de volúmen y un visualizador de música. Por supuesto que al ser Android, cientos de aplicaciones para administrar, ecualizar y escuchar música pueden ser descargadas de Google Play.

Es una buena alternativa para quien gusta de escuchar frecuentemente música y no emplea con frecuencia la cámara de su móvil, o bien tiene alternativas a ello, su tamaño compacto, peso y diseño lo hacen ideal para aquello.